CAT Liverpool, caso de estudio

La ciudad de Morelia ha sido el lugar seleccionado para albergar el Centro de Atención Telefónica de Liverpool. El edificio consta de 4 niveles de oficinas administrativas y un vestíbulo; ambos revestidos con una gran piel de Acero Corten diseñada por el despacho de Arquitectos Springall + Lira.

Edificio CAT Liverpool en Morelia con piel de Acero Corten diseñada por Springall+Lira

La idea de los diseñadores, inversionistas y Liverpool ha sido siempre diseñar una solución eficiente que brinde un ahorro energético. Y al mismo tiempo mantener un bajo mantenimiento mediante un diseño innovador. Su propósito es ofrecer a los usuarios un espacio de trabajo cómodo que ayuda a mejorar su productividad.

La intención del diseñador ha sido crear una fachada con formas piramidales facetadas inspirado en la topografía de la zona. Sobre todo, en las rocas volcánicas de la región con sus colores ocres, rojos, amarillos y cafés.

La fachada cuenta con 3,350 m² dividida en dos secciones: una envolvente que cubre el área de oficinas; y otra para el vestíbulo del edificio. Teniendo ambas secciones propósitos estéticos y funcionales que cumplir.

Estudio de ingeniería

En este edificio se llevó a cabo un estudio de ingeniería. que busca el mejor equilibrio entre la inversión inicial y un retorno a largo plazo para la empresa.

La temperatura media anual de Morelia, ronda los 18°C cercano a la temperatura de confort. Lo que indica que el calor de conducción es menos crítico que el calor de radiación para mantener el edificio templado.

Para obtener un ahorro energético, se pensó en un sistema de fachada compuesta por una doble piel. Una interior de cristal y otra exterior de acero microperforado que ayuda a filtrar y minimizar el impacto de la radiación solar en la piel interior del edificio.

Esto influye directamente en la temperatura interior, evitando el calentamiento excesivo y reduciendo los consumos energéticos; la gran ventaja de la chapa perforada es que realiza esta función sin eliminar la iluminación natural.

Para proteger de la radiación solar se propuso una segunda piel de acero micro perforado con un área abierta del 35%; la cual reduce masivamente la incidencia solar en el edificio y genera un espacio en sombra.

A la vez se aprovechó el diseño para colocar una pasarela exterior. Esta sirve para el mantenimiento de los vidrios y a la vez propicia una cámara de ventilación natural.

Dadas las necesidades del proyecto se propuso Acero Corten, por sus propiedades presenta múltiples facetas en el proceso de su oxidación volviéndola una capa protectora. Gracias a esta capa, el material se convierte en un producto libre de mantenimiento y de larga durabilidad.

Edificio de Conexiones

Edificio de conexiones (vestíbulo) de Liverpool (640 m²)

El edificio de conexiones es un espacio de transición entre lo que actualmente es el CAT y el futuro edificio corporativo. El diseño de fachada contemplaba la estrategia de iluminación y ventilación natural lograda mediante el uso de paneles perforados.

La premisa fue eliminar las cancelerías y sus ventanas, iluminando naturalmente todo el interior mediante dos lucernarios para dar paso a la luz cenital a través de las perforaciones de la fachada de diseño especial, haciendo paneles únicos para el proyecto y replicando en ellos el branding de la empresa. Estas perforaciones proyectan un juego dinámico de luz y sombra al espacio interior.

Al ser una fachada plana, se determina que el mejor sistema para esta sección es mediante paneles cassette colgantes. Cada panel mide 4m de largo por 0.7 m de ancho con un 1 mm de espesor. Este va en función de su resistencia mecánica permitiendo tener una lámina perfectamente plana sin necesidad de refuerzos con las perforaciones deseadas. Los paneles fueron fabricados a la medida evitando desperdicios.

Fachada Facetada

Fachada facetada, área de oficinas (2,650 m²)

El diseño de esta sección presenta un reto mucho más complejo. Ha consistido en hacer una segunda piel facetada de Acero Corten con un diseño distinto en cada triángulo dando una forma irregular al edificio. Al ser una fachada hecha a la medida, gran parte de las piezas de la estructura lleva un diseño distinto.

Se llegó a la conclusión que el material ideal a utilizar en esta sección sería una lámina ondulada, ya que tiene mayor resistencia que un panel liso y permite un espesor de tan solo 0.8 mm. Esto permite disminuir el peso global en la fachada.

Estructura de la segunda piel

El planteamiento del diseño de los paneles ondulados de Acero Corten y su estructura, se ha realizado pensando en una instalación ágil y sencilla y una la logística de traslado de bajo costo. La estructura consiste en unos brazos portantes de PTR adosados a la estructura principal. Estos brazos reciben las estructuras de forma piramidal compuestas por tubos de acero corten de 8mm de espesor y 20 cm de diámetro requiriendo el diseño de nodos especialmente diseñados.

Se requirió de la utilización del diseño paramétrico para poder producir en tiempo. El diseño de esta fachada resulta tan única que se diseñaron para la estructura alrededor de 500 herrajes y 1000 tubos con diferentes ángulos y tamaños cada uno, teniendo muy pocas piezas repetidas. Siendo esto uno de los retos más complejos, nos apoyamos con una herramienta de diseño paramétrico llamada Grasshopper para poder crear todas las piezas en tiempo.

Teniendo una vez todas las piezas en obra, el equipo de construcción procedió a armar la estructura de tubos en la explanada facilitando su ensamble. Una vez colocada la estructura, se instaló la doble piel de 2,650 m² de Acero Corten, dando vida al diseño elaborado por el despacho Springall+Lira.

Para demostrar la eficiencia energética de la segunda piel, el equipo de acondicionamiento de Liverpool tomó medidas de temperatura en las alfombras del edificio antes y después de haberla colocado. La prueba reportó una disminución media de 10° C en la temperatura del piso en las zonas bañadas por el sol.