¿Qué beneficios obtienes con una segunda piel? - Grupo Basica®

¿Qué beneficios obtienes con una segunda piel?

Las fachadas ventiladas son un sistema reconocido a nivel mundial por sus excelentes beneficios constructivos y eficiencia energética. Representan una evolución en la forma de hacer edificios; con un amplio abanico de envolventes resistentes de distintos materiales que además definen la imagen del mismo.

La función principal de la fachada ventilada es conseguir ahorros energéticos en el edificio a través de su cámara de aire. Esta genera un efecto chimenea y al mismo tiempo evita la estanqueidad. Al exterior de la cámara queda el envolvente cuya función es la de encerrar ese espacio ventilado.

Al elegir el envolvente de la fachada se debe tomar en cuenta varios detalles. Como su resistencia a la exposición de agentes climáticos, espesor y el método de sujeción; ya que éste exige una gran libertad de movimientos diferenciales de cada pieza y del conjunto respecto al soporte.

Comportamiento de las fachadas ventiladas a los cambios climáticos

El sol calienta el envolvente y este calor se transmite a la cámara, calentando el aire que se encuentra ahí. Éste sube generando una corriente de aire en vertical disminuyendo la temperatura interior del edificio en verano; disminuyendo la energía radiante que llega al interior del edificio y al mismo tiempo evita la formación de condensaciones. En invierno el efecto se alterna evitando la pérdida de calor en el interior por la capa de aislamiento; al tapar todos los puentes térmicos en donde pudiera existir un escape de calor. Actualmente la aportación de los edificios por la pérdida de energía a la capa de ozono supone alrededor del 80%.

Del conjunto de elementos que inciden en la agresión al medio ambiente, puede que no se elimine el total con un sistema de fachadas ventiladas; pero sí manejamos cifras que van del 25 al 40% de ahorro energético en los edificios que han apostado por una fachada ventilada. Todo depende del envolvente y sus características. Siguiendo esta línea de ahorro, los resultados son esperanzadores.

Diagrama de comportamiento de las fachadas ventiladas a los cambios climáticos - ¿Que beneficios obtienes con una segunda piel? - Grupo Basica®
Comportamiento de las fachadas ventiladas a los cambios climáticos.

¿De qué se conforman las fachadas ventiladas?

  • Muro estructural: Debe cumplir con algunos criterios básicos térmicos, acústicos, de resistencia al esfuerzo lateral y facilidad de fijación a la estructura portante.
  • Subestructura portante: Debe ser capaz de absorber las deficiencias que se puedan producir de línea y plomo en la hoja interior mediante su capacidad de regulación. También es la encargada de transmitir todos los esfuerzos y solicitaciones de viento, sísmicos y de peso que recibe. Está compuesta por ménsulas.
  • Aislante: Debe envolver todo el perímetro de la fachada tapando los huecos existentes, incluidos los cantos de forjado. Hay que tener en cuenta la ubicación geográfica del edificio y clima, entre otros factores.
  • Cámara de aire: Su espesor mínimo es de 30 mm, recomendando un máximo de entre 9-10 mm.
  • Envolvente: Existen distintos tipos de envolventes que le darán diseño al edificio y brindarán mayor durabilidad a la fachada ventilada. Desde fibrocementos, porcelana extruida, terracota, fenólicos (HPL), madera termo-tratada, acero inoxidable, cobre, zinc, aluminio sólido, alu-compuesto y acero corten.

Encuentra estos materiales en  www.grupobasica.com y contacta a los asesores técnicos de Grupo Basica®, quienes están dispuestos a ofrecerle consultoría en fachadas ventiladas. Llevar a cabo la instalación adecuada de una fachada ventilada requiere estudios de carga, peso, ingeniería de valor, reducción de costos; entre otros factores.

Escribe a proyectos@grupobasica.com para una cita.